Directivos, cambien de asesores

Por Luis Hernández Martínez* Twitter: @miabogadoluis.

“Urge que la Alta Dirección considere opiniones nuevas; puntos de vista a favor de la persona”, LHM.

Los directores y gerentes –agobiados y perdidos– mecen sus cabellos porque, como ocurre cada año, los números no les favorecen, pero sí retratan el comportamiento deficiente de la corporación en su conjunto.

Y aunque la Alta Dirección (AD) tiene claro sus objetivos, por lo menos el de impulsar los resultados financieros de la organización, los capitanes en turno desesperan al ver que su nave no responde a los movimientos del timón… Y se hunden, se hunden… ¡Se hunden!

Las historias de ruptura y fracaso, producto de una mala administración o comunicación entre la AD y sus empleados, inundan los contenidos de los libros de management, liderazgo, estrategia y comunicación directiva.

Es más, algunas consultoras emergentes encontraron en esa “área de oportunidad” (léase falla, error, trabuco o problema) un nicho de mercado bastante jugoso. El inconveniente es que, en la mayoría de los casos, los pseudo asesores no saben cómo armar el rompecabezas. Pero sí conocen el proceso óptimo de cobrar sin ayudar.

La necesidad de entregar resultados de corto plazo, sin perder la visión de largo alcance, provoca que los directores de empresa prueben todo tipo de herramientas, técnicas, consejos, prácticas, tips o sugerencias con el único propósito de encontrarle la cuadratura al círculo. ¿El resultado? Un mero round de sombra que no incrementa la competitividad empresarial de nuestro país, ni tampoco impulsa la sustentabilidad nacional.

¿Cuál es, entonces, la solución? Construir modelos de negocio cuya base sea el paradigma del propósito social: cuidar de las sociedades, de las personas, de las comunidades y de –incluso– otros negocios de competencia aparente (ver vídeo sobre la importancia de disminuir la desigualdad social).

Para acabar pronto, girar un modelo de negocio alrededor –únicamente– del sistema económico-financiero, simplemente, ya no resulta viable. Advertidos.

* El autor es abogado, periodista y administrador. Miembro de la Barra Mexicana, Colegio de Abogados (BMA) y ANADE. Profesor de posgrados en Alta Dirección en la UNAM, EBC, ICAMI y HC Escuela de Negocios.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s